Creacionismo

¿Son los humanos menos evolucionados que los simios? Un artículo reciente implica que sí:

A la humanidad le gusta creer que está ubicada en la sima del árbol evolucionario por su complejidad, pero nuestro éxito puede ser un resultado de la pérdida de una parte de nuestro ADN. Los genetistas… calculan que desde que los humanos nos separamos del ancestro común que compartíamos con nuestros parientes más cercanos, los chimpancés, hemos perdido 40,7 millones de pares de bases.1

Este reciente estudio genético2 es sólo uno en una larga línea de investigaciones sobre el código genético humano. Así como un lenguaje escrito, el código ADN humano está basado en cuatro “letras” químicas –A, T, G, C- que pueden ser organizadas en varias formas para llevar información biológica relevante. La secuencia linear de estas letras es aproximadamente tres mil millones de letras químicas de largo, y en el 2001, científicos elucidaron por primera vez el orden de la mayoría de las letras en esta secuencia.3

 

Desde entonces, muchos otros estudios han atentado catalogar cómo se diferencian estas tres mil millones de letras entre las diferentes poblaciones étnicas alrededor del mundo.4

 

En promedio, cada grupo étnico se diferencia de otro en alrededor de 2-4 millones de letras de ADN- alrededor de 0,1% de la secuencia total del humano (el genoma). Este estudio reciente atenta cuantificar, no las diferencias en cada letra individualmente, sino los “pedazos” de diferencias. Por analogía, si fuéramos a comparar dos libros de diferentes ediciones, podríamos alinearlos palabra por palabra y contar las diferencias gramaticales. Alternativamente, podríamos comparar los libros al nivel de oraciones y contar el número de palabras u oraciones que han sido añadidas o eliminadas entre las dos ediciones. El reciente estudio genético resultó ser paralelo al último.

 

Desafortunadamente, en vez de apegarse a un análisis genético humano variado, los autores trataron de poner las diferencias humanas genéticas en la supuesta evolución humana de los primates. A este fin, ellos buscaron pedazos de ADN en las secuencias del ADN chimpancé y orangután que (1) eran compartidos entre los dos y (2) que estaban ausentes en la secuencia ADN humana. Al hacerlo, los autores afirmaron que habían descubierto que los humanos habían perdido 40,7 millones de letras de ADN en el proceso de la evolución del ancestro común de los humanos y los grandes simios.

 

De una perspectiva bíblica, esta conclusión es obviamente incorrecta. La clara historia grabada en Génesis 1 deja claro que Dios sobrenaturalmente creó al ser humano a Su imagen (Génesis 1:26–28). Dios no creó a los humanos a imagen de un animal evolucionándolos lentamente de un ancestro común con los simios.

 

Lo que puede ser una sorpresa para muchos es que las conclusiones de los autores están también equivocadas científicamente. Apoyando las conclusiones del autor sobre la “pérdida” de ADN es la suposición que los humanos y los simios originalmente compartieron una secuencia genética común. Datos genéticos demuestran una brecha mucho más grande entre los humanos y los simios.

 

Al contrario de la afirmación popular que los humanos y los chimpancés sólo son entre 1 y 2% diferentes, cuando los miles de millones de letras en cada genoma de las especies son alineadas letra-por-letra, la brecha genética entre las dos especies se vuelve mucho más grande. Cuidadosamente recontando los números en el papel original describiendo la elucidación inicial de la secuencia ADN del chimpancé sugiere que las dos especies son solo ~89% idénticas.5 Un re análisis independiente de la muestra original de los datos coincide con esta afirmación.6

 

Prácticamente, si los humanos y los chimpancés son sólo 89% idénticos o 11% diferentes, ésta es una brecha genética gigante. Once por ciento de tres mil millones es 330 millones. Por lo tanto, una respuesta mas precisa para la similitud genética entre los humanos y los chimpancés es que 330 millones de letras de ADN nos separan de nuestros “supuestos” primos evolucionarios. Estas diferencias no se “perdieron” durante la evolución. ¡La mayoría de ellos probablemente han estado presentes desde la creación!

 

En resumen, una publicación secular reciente demuestra que los humanos y los simios son genéticamente diferentes: pero no por las razones que los autores conjeturan. Los humanos no “perdieron” 40,7 millones de bases de ADN en su descendencia de ancestros simiescos. Sabemos por las Escrituras, específicamente el libro de Génesis en sus primeros 2 capítulos que los humanos y los simios NUNCA compartieron un ancestro común, y la ciencia por medio de un enfoque diferente lo confirma .   No son 41 millones de diferencias que nos separan de los primates. Son cientos de millones de diferencias genéticas,  una diferencia que la evolución nunca pudiera conectar.

Referencias y Notas

  1. Richard Gray, “Los humanos perdieron ADN al evolucionar: La primeras especies tenían el equivalente de miles de genes más de lo que tenemos ahora,” Daily Mail, 7 de Agosto de 2015,http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-3187857/Humans-LOST-DNA-evolved-Early-species-equivalent-thousands-genes-now.html.
  2. P.H. Sudmant y otros, “Diversidad Global, Población, Estratificación, y Selección del Número de Variación de Copias Humanas” Science 349, no. 6253 (2015), doi:10.1126/science.aab3761.
  3. Secuenciación del Genoma Humano Consortium et al., “Secuenciación Inicial y Análisis del Genoma Humano,”Nature 409 (2001): 860 a 921, doi:10.1038/35057062; J.C. Venter y otros, “La Secuencia del Genoma Humano”,Science 291, no. 5507 (2001): 1304-1351, doi:10.1126/science.1058040.
  4. Por ejemplo, ver El Proyecto Genomas 1000 Consortium et al., “Un Mapa Integrado de Variación Genética de 1.092 Genomas Humanos,” Nature 491 (2012): 56-65, doi:10.1038/nature11632.
  5. Del documento original de la secuencia del genoma del chimpancé, “Mejores alineamientos recíprocos a nivel de los nucleótidos de los genomas del chimpancé y de los humanos cubren, 2.4 gigabases (Gb) de secuencia de alta calidad” (La Secuenciación del chimpancé y Análisis Consortium et al., “Secuencia Inicial del Genoma del Chimpancé y Comparación con el Genoma Humano”, Nature 437 (2005): 69-87, doi:10.1038/nature04072). Dado que los autores secuenciaron un total de 2,7 billones de letras de ADN, esto implica que sólo 2,4 billones de letras emparejaron bien entre humanos y chimpancés dejando 0,3 billones (2.7-2.4) de letras no emparejadas. Una diferencia de 0.3 billones de letras es el 11% de 2,7 billones.
  6. Tomkins, “La Simililaridad (Semejanza) de Alineamiento en la Amplitud del Genoma del ADN de 40.000 Secuencias del ADN de Chimpancés Comparados con el Genoma Humano es de un 86-89%”, Respuestas Revista de Investigación 4 (2011): 233 a 24, https://answersingenesis.org/genetics/dna-similarities/genome-wide-dna-alignment-similarity-identity-for-40000-chimpanzees/

Fuente: https://answersingenesis.org/es/evolucion/las-diferencias-entre-el-adn-chimpance-y-humano-recalculadas/