¡No los ignores!

Lectura: Santiago 2:1-9 Era un día normal como cualquier otro en la iglesia, de repente un hombre...

Lee mas