Un nombre sin igual

Lectura: Filipenses 2:5-11 Cuán dulce nombre: “Jesús”, no hay otro nombre que provoque en un mismo...

Lee mas