¡Qué respuesta tan terrible!

Lectura: Salmo 145:8-21 Se trataba de una noche de verano como cualquier otra, era ya bastante...

Lee mas