¿Por qué nadie me avisó?

Lectura: 1 Tesalonicenses 4:1-12 Luego de muchos ensayos, esfuerzo y sacrificio, al fin se...

Lee mas