¡Promesas que se desvanecen!

Lectura: 2 Corintios 4:7-18 Una farmacéutica decía que una de sus cremas podía, literalmente,...

Lee mas