Genética y espiritualmente únicos

Lectura: Mateo 6:25-34 Por diversas circunstancias, en ocasiones podemos pensar que somos insignificantes, tan sólo uno en medio de los miles de millones de personas que habitan este mundo. Cuando te sientas tentado a pensar de este modo, considera de nuevo lo que dijo David en el Salmo 139:13-14: “Porque tú formaste mis entrañas; me entretejiste en el vientre de mi madre. Te doy gracias, porque has hecho maravillas. Maravillosas son tus obras, y mi alma lo sabe muy bien”  Esta fue una verdad en ese momento y lo sigue siendo hoy, una verdad comprobada por la genética; nunca...

Read More