Mártires de la Fe

El Progreso del Peregrino

La historia Juan Bunyan, Inglaterra, 1660

Te dejaré ir si prometes que no volverás a predicar, el juez miró desde su banco a Juan Bunyan, conocido como el predicador remendón.

“Señor”, le respondió Bunyan, “¡Permaneceré en prisión hasta que me crezca musgo en las pestañas, antes que desobedecer a Dios!”

Entonces declaro que tu sentencia será seis años en la cárcel de Bedford.

Dios había dotado a Bunyan con un poderoso don de predicación y la gran habilidad de tocar los corazones de hombres. Aunque no había recibido educación formal, pues a temprana edad se vio obligado a dejar los estudios para ayudar a su padre en el trabajo, si podía leer. En la prisión, Bunyan leía dos libros: La Biblia y el Libro de los Mártires de John Fox, y le predicaba a sus compañeros prisioneros, Logró obtener una nueva conciencia respecto a la verdad de las Escrituras y de la presencia de Jesucristo, al declarar:
“Nunca antes Jesucristo ha sido tan real y manifiesto como ahora. En este lugar o he visto y ciertamente lo he sentido.”

Durante su encarcelamiento, Juan comenzó a escribir. Escribió muchos libros y tratados, incluyendo la historia de su conversión titulada: “Grace Abounding to the Chiefest Sinners” (Gracia Abundante para el Principal de los Pecadores)

Tan pronto como fue liberado. Bunyan comenzó a predicar otra vez, y varias semanas después estaba de regreso en la cárcel. Seis años más tarde, el rey de Inglaterra suspendió la ley en contra de los no-conformistas, y Bunyan fue dejado en libertad.

Para ese entonces, Bunyan era muy solicitado como predicador. Visitaba Londres con frecuencia, donde le predicaba a grandes congregaciones.

A veces hasta 1200 personas asistían al servicio de las 7:00 de la mañana, en pleno invierno. Los domingos, el lugar donde se celebraban los servicios no tenía la capacidad para recibir a todos los que querían escucharlo y cientos de personas se veían obligadas a regresos a sus hogares.

Después de tres breves años, el rey de Inglaterra cambió de parecer y comenzó a perseguir a los no-conformistas otra vez. Bunyan fue encarcelado por tercera vez. En la prisión, este Loco por Jesús comenzó a escribir un libro que a través de los siglos ha sido de gran ayuda a miles de creyentes: “El progreso del Peregrino”, que es la historia de un sueño en el cual el personaje llamado: Cristiano, viaja desde la Ciudad de la Destrucción hasta la Ciudad Celestial.

Algunos lo han llamado: “el mejor mapa que el cristiano pueda encontrar”, luego de la Biblia por supuesto.

Esta novela continúa siendo reconocida aun en nuestros días, como uno de los libros cristianos mejor conocidos a través de todos los tiempos y ha sido traducido a cientos de idiomas. Cuando el gobierno comunista de China imprimió: “El Progreso del Peregrino” como un ejemplo de la herencia cultural occidental, la impresión inicial de 200.000 ejemplares se vendió por completo en sólo tres días.

“Por lo demás, hermanos, les rogamos y exhortamos en el Señor Jesús que conforme aprendieron de nosotros acerca de cómo les conviene andar y agradar a Dios, tal como están andando, así sigan progresando cada vez más.” 1 Tesalonicenses 4:1

Tomado de: Locos por Jesús, la Voz de los Mártires, pág.293-294

Puedes comprar este libro en Amazon o pregunta por en tu librería favorita:

https://www.amazon.com/progreso-peregrino-para-todos-Spanish-ebook/dp/B01LZN1ABO/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1506536069&sr=8-1&keywords=el+progreso+del+peregrino