Lectura: Job 15 – 17

En un diario de Ontario, Canadá, apareció el siguiente aviso: “El lector quizá encuentre algunos errores de imprenta en este diario. Tenga en cuenta que son intencionadas. Este diario trata de imprimir algo para todo el mundo y hay personas que siempre buscan las faltas”.

Es verdad. Siempre hay quienes sólo se relacionan con otros para encontrar y publicar sus faltas. Obviamente, que nadie quiere relacionarse con ellos. Son obsesivos con los defectos ajenos y permisivos con los propios.

Si atendiéramos a nuestros errores con el mismo afán que denunciamos los de los demás seríamos mucho más maduros. ¿Verdad?

Inicia la segunda ronda de intervenciones y juicios de los “amigos” de Job.  Elifaz da inicio con un ataque contra Job.  En estos pasajes aprendemos tácticas que nunca debemos utilizar a la hora de aconsejar.

Según Elifaz, Job tiene dos equivocaciones: Una intelectual y otra moral.  El error intelectual era no ver que aun el mejor ser humano está manchado ante los ojos de Dios (15:14–16).  Por lo tanto Job hace mal en creerse superior a los demás (15:9). Y el error moral consiste en no soportar su sufrimiento con valentía y paciencia.  Este es uno de los tantos juicios injustificados y equivocados que se le endosan a Job, el cual sabemos, por el primer capítulo de Job, que no son ciertos.

1.  ¿Cómo crees que se sentía Job ante un ataque tan fuerte contra su integridad?  ¿Cuáles eran los errores de Elifaz en cuánto a cómo Dios ve a Sus santos y Su propio cielo?

2. En este relato hay menciones sobre las constelaciones estelares.  A veces tenemos la falsa idea de que las personas antiguas eran menos inteligentes que las modernas  ¿Cómo este relato te ha ayudado a quitar ese mito?

3. Llega un momento en que uno pierde la esperanza, y cuando eso pasa no se puede seguir peleando.  ¿Cómo demuestra Job esta pérdida?  ¿Por qué se queja Job contra Dios?  ¿Qué crees que Job quería oír de sus amigos?  ¿Qué podríamos aconsejarles?

4. ¿Qué crees tú que le hubiera ayudado a soportar su prueba sin tal desesperación? Esto es algo que todos debemos recordar, en ocasiones la mejor forma de demostrar nuestra amistad es callar y permanecer a lado de nuestros amigos.