Siempre hay mucho que hacer

Lectura: Eclesiastés 2:1-11 Muchas personas dicen que viven vidas demasiado ocupadas, como para dedicar tiempo a las cosas de Dios; algunos incluso dicen que cuando se han intentado acercar a Dios, su vida se ha complicado más, debido a que en verdad no quieren renunciar a aquellas cosas que saben están mal y no quieren cambiar. También existen personas se involucran en actividades tan sólo porque si, y procuran estar ocupados como una excusa para no enfrentar la realidad.  El alcohólico trata de adormecer sus sentidos, usando el licor para escapar de la realidad de sus relaciones y obligaciones...

Read More