La mañana va a ser hermosa

Lectura: Lucas 12:16-21 “No se puede hundir”.  Ese era el orgulloso comentario de los constructores del RMS Titanic, se trataba del segundo de los tres transatlánticos que formaban la clase Olympic, propiedad de la naviera White Star Line, el cual llegó a su trágico final en su viaje inaugural, durante la noche del 14 de abril y la madrugada del 15 de abril de 1912, y donde murieron más de 1500 pasajeros. En un artículo de la revista danesa Evangelisten, Ingvald Andersen escribió un artículo sobre uno de los pasajeros de nombre John Harper, quien era un discípulo comprometido...

Read More