Plan de Lectura: 2 Samuel 11 – 13.

Hay una edad muy peligrosa en la vida de los hombres.  Es la llamada “Crisis de los 40”.  Al leer esta historia podemos ser testigos de un ejemplo de este tipo de crisis en la vida de los hombres.

1.     Una pregunta retórica: ¿Qué hacia David en su palacio mientras su ejército estaba en plena batalla?  Todo se dio por una actitud ociosa de parte de David  ¿Qué podía hacer para que esta cadena de eventos se detuviera? (Gál. 6:7,8).  Hombre, ¿Qué estás haciendo para evitar caer en este tipo de situaciones?

2.     ¿Cuántos pecados cometió David desde aquella primera mirada pecaminosa?  Un pecado lo llevó a otro y a otro.  ¿Cómo podemos romper cadenas de pecados?

3.     Casi al término de un año de lo sucedido (2Sam.12:14) Dios envía al profeta Natán a David.  ¿Hasta ese momento David había mostrado algún rastro de arrepentimiento?  ¿Cuál fue la actitud de David al reconocer finalmente su pecado? (Salmo 51)

4.     ¿Cuáles fueros las consecuencias en la vida de David y en su familia?  ¿Nuestras malas decisiones pueden causar problemas a nuestros hijos o familiares?  Antes de cometer un pecado, piensa en todas las personas que se verán afectadas por sus acciones.

5.     Todos tenemos debilidades, pero aun en nuestras caídas Dios no nos abandona (no es una excusa para pecar – Rom.3-8)  ¿Cuáles fueron las debilidades de David?  ¿Cuáles son las tuyas?